Técnica Metamórfica

También conocida como Terapia Prenatal, fue creado por el reflexólogo y naturópata inglés Robert St. John a mediados de los años 60, quien descubrió que reflejado en el pie se encuentra un mapa psicológico del ser humano que coincide con los puntos de la reflexología podal.

Desde el momento de la concepción y hasta el nacimiento, el ser humano se ve influenciado por la forma de ser sus padres, por las condiciones emocionales y físicas a las que está sujeta la madre y a las influencias externas familiares, culturales y sociales.

La técnica metamórfica se basa en que desde el primer momento en que una célula es creada, ya posee una conciencia elemental y, por tanto, la vida consciente se inicia desde ese momento. Todas nuestras estructuras tanto físicas como emocionales y mentales se configuran en el periodo que va desde la concepción hasta el nacimiento.

Sesiones de Reiki en Boadilla del MontePara desarrollar ésta innovadora terapia, Robert St. John investigó sobre los mapas de los puntos reflejos de los pies tomando como referencia los puntos de la Reflexología Podal. Se dio cuenta de que trabajando en algunas zonas a lo largo de la cara interna lateral del pie (que se corresponden con la columna vertebral), obtenía unos efectos no sólo de carácter físico, sino también de tipo psicológico, mental y emocional.

Comprobó que todos los acontecimientos ocurridos durante el periodo de gestación, quedaban registrados en ésta zona, y que trabajando en los puntos reflejos conseguía que desaparecieran determinados bloqueos y tensiones, beneficiando a los pacientes con trastornos emocionales.

En el masaje metamórfico también se trabajan las manos y cabeza, ya que en esas zonas también existen puntos reflejos de la columna vertebral. De esta forma se consigue reforzar el trabajo principal que se realiza en los pies. Aplicando la Técnica Metamórfica sobre pies, manos y cabeza equilibramos la energía vital y producimos desbloqueos que llevan a la persona a activar su propia capacidad de autocuración y a conseguir una “transformación” (metamorfosis) al desanclarse del paciente determinados patrones de comportamiento y emociones que le impiden alcanzar el equilibrio y la serenidad.

Sesiones de Reiki en Boadilla del Monte

Los efectos producidos varían de una persona a otra. A veces, éstos son inmediatos notándose mejoría tanto a nivel físico como emocional. En otros casos, se producen paulatinamente y afectan incluso al entorno de la persona.

El masaje metamórfico puede ser aplicado tanto en niños como adultos, siendo especialmente emocionante el recibido por las mujeres embarazadas. También produce muy buenos resultados en niños con síndrome de Down o autismo, en niños hiperactivos, baja autoestima, bajos niveles de concentración, dependencias, depresión…y en general en cualquier trastorno o desequilibrio que tenga el paciente.

La sesión dura unos 50’ y es extremadamente relajante, llegando la persona incluso a quedarse dormida, sin que ello produzca menoscabo en los resultados. En el caso de los niños, las sesiones son algo más cortas debido a la propia naturaleza de los pequeños a no permanecer demasiado tiempo quietos.